El mármol, es una roca caliza arenisca que es sometida a la elevada presión y temperatura en el interior de la tierra, por lo cual, alcanza un alto grado de cristalización.

Los mármoles blancos son formados a partir de las calcitas puras, con una textura azucarada y tiene la característica de efervecer cuando se prueban con ácido clorhídrico diluido. La pureza de la piedra caliza puede conducir a la formación de nuevos minerales, dando una gran variedad de colores.

Datos sobre el mármol

  • Es principalmente blanco pero puede ser de otros colores.
  • En la antigüedad, se podía definir la procedencia observando su color.
  • Desde tiempos antiguos, se ha utilizado para hacer estatuas y pisos.
  • El Taj Mahal en la india está construido en su totalidad de mármol.
  • Es del tipo de roca metamórfica.
  • El género se origina como piedra caliza o dolomita.
  • La calcita, los cristales y la aragonita son los componentes clave.
  • Las purezas son lo que le da al mármol su color.
  • Se encuentra típicamente en otras rocas.
  • Por lo general, se encuentra en la parte más antigua de la corteza terrestre.
  • Se utiliza principalmente en la construcción, decoración y escultura. A veces, es translúcido, de diferentes colores como Blanco, marrón, rojo, verde, negro, gris, azul, amarillo y puede aparecer de coloración uniforme, jaspeados (a salpicaduras), veteado (tramado de líneas) y diversas configuraciones o mezclas entre ellas.

Cómo limpiar el mármol

Para poder limpiarlo, primero hay que saber que es un material poroso, por lo cual, absorbe manchas con facilidad.

Si se actúa a tiempo puede salir con facilidad con el tratamiento adecuado, ya que, por su porosidad tiende a absorber cualquier tipo de sustancias que pueden llegar a mancharlo. Con los métodos correctos se puede mantener  en perfectas condiciones.

Principales manchas en el mármol

  • Vino
  • Café
  • Óxido
  • Quemaduras
  • Intemperismo
  • Ácido

Para su limpieza se pueden usar métodos domésticos, pero solo si las manchas son recientes, ya que al ser un material poroso, es fácil la penetración del líquido que mancha toda la pieza.

Tips para el cuidado del mármol

  • Siempre limpia la superficie con una esponja embebida en agua con detergente, enjuaga bien y seca.
  • Retira el polvo de los muebles y pisos con frecuencia.
  • Evita el uso frecuente de limón y vinagre.
  • Nunca utilices limpiadores abrasivos y/o con amoniaco
  • No dejes lejía (lavandina) con amoniaco ya que es tóxico.

Con estas sugerencias lograrás limpiar y cuidarlo, manteniéndolo siempre en perfectas condiciones.

Es recomendable, hacerle limpieza personalizada de 6 meses a 1 año dependiendo del tránsito local, ya que va perdiendo su brillo.

Es una piedra bella y noble, mantenerla limpia ayuda a su conservación y durabilidad.

¡Artículos relacionados!

¿Qué tipos de pisos puedes elegir para tu casa?

¡Nuestros Servicios!

Pulido de pisos

Concreto pulido 

Pintura